El triunfo de la Muerte.

PITER BRUEGHEL, «el Viejo».

muerte10.jpg

El Triunfo de la muerte (h. 1565). Temple y óleo sobre tabla, 117 x 162 cm. C. 1.393

Se representa aquí la terrorífica visión del triunfo de la muerte sobre la vida, versando al lenguaje renacentista un tema favorito de la época medieval, del que se hicieron frescos como el del camposanto de Pisa o libros mimados como los manuscritos de París o de El Escorial. Durante el siglo xvi aún fueron representados en Alemania con profusión por artistas como Holbein y Baldung Grien. El tema recuerda a otra obra suya, la Dulle Griet (1564, Museo de Amberes), pero aquí la técnica es superior y lo mismo la composición, por lo que pudiera estar ejecutado algún tiempo después. Aunque Friedlánder y Genalle la consideran cuatro años anterior.
En este Triunfo de la muerte los seres vivos quedan exterminados, nada ni nadie se salva de su poder destructor. Casi en el centro, de la composición, inspirado en el Apocalipsis (VI, 8), aparece un esqueleto sobre un descarna-do rocín segando con la guadaña la vida de los ricos y de los pobres, de los poderosos y de los plebeyos. Un ejército numeroso de muertes matan por doquier, y ni siquiera los reyes o los altos mandatarios de la Iglesia son liberados. Sólo algunos militares bravucones intentan inútilmente hacer frente al destino; y en el extremo izquierdo del cuadro, dos enamorados que tañen y cantan, morirán sin sufrir, acompañados por el canto y la música de uno de estos seres macabros. En el fondo marino naufragan los navíos, y en la costa son incendiados los edificios.
Brueghel se aparta aquí de los temas populares tan característicos, de los cuales hay una prodigiosa colección en el Museo de Viena; es posible que aún quedara en él un lejano recuerdo del Bosco, que tanto influyó en sus primeras obras. Todavía aquí la composición es un tanto abigarrada, aproximándola a sus primeras producciones; hacia 1566 emplea menos figuras y , las ordena más sistemáticamente.
Esta obra estuvo en Amberes hasta después de 1614, ya que en esta fecha se cita en las colecciones de Philips van Valkenísse. Por ello no está nada clara la mención, en 1604, de van Mander, el Vasar¡ holandés, y aparece inventariada en La Granja en 1774. Ingresa en el Prado en 1827. Recientemente ha sido restaurada y la limpieza ha confirmado su calidad.

170 LAMINA XLVIII

Bibliografía.

Museo del Prado.
Pieter Bruegel "El Viejo"


Backlinks


Add a New Comment
or Sign in as Wikidot user
(will not be published)
- +
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License